martes, 13 de mayo de 2008

LANVIN - Otoño/Invierno 2008

Photobucket


Bueno, ojeando desfiles varios me he encontrado uno bastante reciente que aún no había visto y es de una de mis firmas favoritas: Lanvin. No me puedo permitir nada de esta firma, más que deleitarme observando sus desfiles cargados de glamour y más realistas de lo que suelen ser otras pasarelas. Cuando digo realistas, me refiero a que dentro de la extravagancia propia de la pasarela, dan alguna que otra idea brillante que una podría ponerse perfectamente para un evento de la "vida real", sin disfrazarse como hacen otros tantos diseñadores.

El desfile comenzaba con la sobriedad de toda gran marca: negro y discreto. No discuto la elegancia de este color y no digo que deje de hacerse, porque es necesario para el glamour, pero a mí en un desfile, el sobrio y discreto negro me aburre. En un desfile quiero ver innovación, originalidad, tendencia, glamour... Y Lanvin comenzó con el elegante y sobrio negro, pero no decepcionó ni de lejos con el resto de sus creaciones. No voy a poner todo el desfile, porque esto no es un pret-a-porter, pero me permitiré el lujo de comentar algunos modelos.

Photobucket Photobucket
Photobucket Photobucket

Para empezar, diré que me gustó eso de que casi todas las modelos llevaran guantes, reviviendo la elegancia de los 50 que a mi, personalmente, me encanta en esta reencarnación. Dentro de la obviedad de que la falda tubo está a la última, en el look de la primera imagen Lanvin olvida a esas dependientas de Corte Inglés añadiéndo guantes de cuero y taconazos de punta que derrochan una aparente seguridad en una misma: algo que copiar en su justa medida.

Del segundo conjunto me enamora todo: empezando por la sencillez del modelo, propio de cualquier socialitie (que no celebritie), y destacando esos sencillos pero únicos zapatos, que serían un dulce infierno de llevar. Dulce por lo magníficos que son para la vista (sobretodo para mi, que me confieso amante de los tacones infinitos), e infernales para los pies, ya que 24 horas con eso nos dejarían sentadas el triple de tiempo del que los hemos llevado.

Respecto al abrigo que luce Liya Kebede, si no me equivoco, creo que poco hay que comentar. Glamour, sobriedad, seguridad, elegancia, atrevimiento, tendencia. Es incluso sexy. Me encanta.

Y por último el cuarto diseño, no tan ponible como lo puedan ser los anteriores, pero que me llamó poderosamente la atención. El bolerito me parece todo un tema de discusión: ¿horterada o modernidad? En mi opinión, roza la línea entre una cosa y la otra. Y bueno, se constata una vez más que el pitillo es chic.


Photobucket Photobucket

Este modelo está en el segundo puesto de mi "podium" particular respecto a este desfile. Discreto, pero original, sobretodo cuando lo vemos por detrás. Las líneas aparentemente originales toman forma dentro de esa forma semi-globo tan llevada, que por arriba se convierte en un sugerente pero elegante palabra de honor.

PhotobucketPhotobucket

Por último, mi favorita de todas las creaciones que se vieron en este desfile. Original, innovadora y muy chic. En un tono un poco más oscuro del color que se está llevando durante las últimas temporadas: azul eléctrico, y asimétrico, la apuesta más firme de esta temporada-. Ajustado y con una forma que no todas podríamos permitirnos llevar (yo, por ejemplo, no), pero indudablemente precioso. Un diez.

Os dejo con una foto del maquillaje y el peinado de las modelos, para mi muy acertado, aunque difiero en esta moda de las modelos feas de cara. Se libraron de ello en este desfile algunas como Rachel Zimmerman, Abbey Lee o Liya Kebede.

Photobucket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por leerme! Para mi el contador de visitas es un mero indicador de gente que tropezó en mi blog por casualidad, pero lo que más me gusta es leer y contestar vuestros comentarios, ¡me interesa mucho vuestra opinión!