sábado, 10 de mayo de 2008

Operación DORADA.

En la introducción de este blog puede leerse que se hablaría de tendencias, moda, celebrities y... belleza. Pues bien, estreno esta parte de las entradas de mi blog con la que he denominado "operación dorada" con la esperanza de que pueda serle útil a alguien.
En este momento estamos en el punto álgido de la operación bikini, cuando ya sólo quedan dos opciones: hemos abandonado nuestras dietas y buenos propósitos o comenzamos a ver los resultados. Ahora que ya hemos desistido o tenemos lo que queríamos en cuanto a nuestro volumen, más o menos, nos preocupa el terrible color que se le ha quedado a nuestra piel en invierno.
Las revistas empiezan a sacar modelos de lo más veraniegas que no sólo tienen cuerpos perfectos, que ya nos "obligaron" a comenzar la operación bikini, sino que además lucen bronceados espectaculares fruto de su maravillosamente dotada naturaleza o... de otras muchas cosas.






Photobucket



Esas cosas pueden ser horas y horas de sol, excelentes maquilladores o productos de maquillaje, rayos UVA, autobronceadores progresivos o no progresivos, cabinas DHA... En cualquier caso, es el momento de ponerse manos a la obra y coger un moreno mínimamente comparable al de Adriana Lima. Desde mi humilde experiencia, adquirida por dos partes, trataré de conseguir que luzcáis el mejor bronceado a 1000 km a la redonda.

Esta experiencia de la que hablaba, ha sido adquirida porque yo también he sido (o más bien, soy aún un poco) una de esas chicas que se compran todo tipo de cremas, van a cabinas de UVA o DHA, comen pastillitas, se ponen aceites solares y se bañan en polvos de sol; pero también una lectora innata de los foros de Vogue, de Glamour, Elle y Telva, de las opiniones de Ciao, de muchos especialistas y de la gente que me rodea. Experta en las experiencias propias y ajenas. Así pues, hoy intentaré daros las fórmulas mágicas (porque incluso hay más de una) para conseguir el bronceado que todos deseamos sin acabar a manchas o más naranjas que una bombona de butano, empezando por todo lo que no debemos hacer.




Photobucket



¿La norma número uno? Las revistas, los anuncios y los vendedores sólo intentan vendernos los productos a toda costa, independientemente de lo bien o mal que funcionen. Para las compradoras de autobronceadores, tengo que desaconsejarles unos cuantos que a pesar de su fama, les defraudarán. Éstos son: Sublime Bronze de L'Oreal, Jonshons Holiday Skin y Piz Buin Sensations. A aquellas que se atiborran a pastillas y comen kilos de zanahoria y/o coco, advertirles de que sólo funcionan si además tomas el sol. Si lo tomas, notarás claramente cómo tu bronceado sube mucho más rápido de lo normal, pero si comes y comes sin tomar el sol, quedarás totalmente decepcionada. Yo recomiendo las pastillas del Mercadona para un mejor bronceado, que además de baratitas, ¡funcionan perfectamente!

A todas aquellas que se estén planteando meterse en una cabina de rayos UVA les diré que llegan ya un poco tarde. Los resultados de los rayos UVA son buenos, uniformes y de color moreno -que no anaranjado-, pero también son lentos. Hasta las 5 o 6 sesiones no se nota apenas, y si consideramos que no es bueno para nuestra piel darse las sesiones todos los días (como mínimo, día sí día no) el tiempo se nos queda corto. Además, hay que recordar que dañan la vista, pueden producir cáncer, provocan un envejecimiento más rápido de la piel y ... bueno, también hay que recordar a Donatella Versace.


Photobucket


La gran alternativa a los rayos UVA son las cabinas de DHA, en casi todos los centros especializados en el bronceado, como Solmanía, que no son más que una especie de "duchas" de autobronceador por todo el cuerpo que dejan un resultado muy uniforme, pero que dependiendo del autobronceador que utilicen te pueden dejar un color bonito o anaranjado. No son muy económicas, pero sí bastante efectivas.

Ahora que ya hemos hablado de los bronceadores que nos son efectivos, recomendaré algunos bastante efectivos, aunque al rey de los autobronceadores lo dejo para más tarde. Éstos otros son:
  • Dove Piel Dorada, que deja un color bonito y uniforme pero es progresivo.
  • Deliplus, que es económico, deja la piel dorada y uniforme y también es progresivo.
  • Nivea Sun Touch, en spray. Deja un color bonito rápidamente.
  • Bitoherm Bronze Magic, que no es muy económico pero merece la pena.

Photobucket

Ya sólo queda hablar de esas chicas que toman el sol durante horas y horas. Para que esto no sea un suplicio y las horas y horas se reduzcan, vale la pena sin duda usar cremas solares que ayuden a potenciar el bronceado, aceites y gelatinas y las pastillas de las que he hablado anteriormente.

Sin más dilación, pasaré a hablar de la que he encontrado como auténtica fórmula mágica: una combinación de maquillaje, autobronceador y sol infalible.
En primer lugar hará falta aplicarse autobronceador. En mi caso, recomiendo Clarins Self Tanning Milk (19'95€), el que anteriormente decía que era "rey de los autobronceadores", porque deja un color chocolate precioso y uniforme rápidamente.
Si queremos conservarlo y sumarle aún más color de nuestra propia cosecha, no está de más tomar el sol unas tres o cuatro horitas a la semana (repartidas como quieras) con la ayuda del aceite solar Hawaiian Tropic (9'95€) y/o de la gelatina de zanahoria de Nivea (9€) que ayudan a coger el moreno muchísimo más rápido. La gelatina tiene una desventaja, y es que mancha un poco, así que cuidado.

Photobucket


Si una vez hemos cogido color no hemos conseguido el color deseado, podemos comprar el fondo de maquillaje Accord Perfect de L'Oreal (15'4o€) en una de sus versiones más oscuras, D7 Ambré Doré, y aplicarlo por la cara y el cuello repartiéndolo uniformemente. Después añadir color a nuestras mejillas con la Dream Mousse Bronze de Maybelline (7€) de forma circular con los dedos, en cantidad moderada.
Si el resultado del maquillaje aún fuese demasiado artificial, esparcir polvos de sol con una brocha, cuanto más grande mejor, por el escote y hombros, y si fuese necesario, incluso por los brazos. En mi caso recomiendo Delice de Poudre (12€) de Bourjois, la famosa tableta de chocolate.

5 comentarios:

  1. Hooola! acabo de aterrizar directa desde otro blog y que maravilla de tema jajaja estaba hablando de eso con una amiga a la q le acabo de mandar tu link porq no teniamos ni idea. Tiene un evento a la semana q viene y estabamos baranjando unos rayos uba o autobronceador...pero visto lo visto no se porq se decantara. Yo la verdad tngo muxa suert q m pogo con colorcito en poco time.

    Bsos wapa!

    ResponderEliminar
  2. Prefiero tomar el sol que los rayos UVA. Probaré con los aceleradores de bronceado

    ResponderEliminar
  3. Para ponerse morenita, no hay nada mejor que tumbarse en una hamaca al sol con una copa refrescante en la mano. Como en las películas, vamos.

    ResponderEliminar
  4. Los mejores consejos que me han dado para broncearme en mi vida!

    Felicitaciones!

    Y muchas gracias!! :D:D

    Lo haré todo!

    ResponderEliminar
  5. yo me compre una crema hidratante que te deja la piel morena al dia siguiente de la aplicacion, es de jonsons y se llama holyday skin.Se aplica dia a dia despues de la ducha si te hartas del moreno con 4 dias sin aplicartela se va.

    ResponderEliminar

¡Gracias por leerme! Para mi el contador de visitas es un mero indicador de gente que tropezó en mi blog por casualidad, pero lo que más me gusta es leer y contestar vuestros comentarios, ¡me interesa mucho vuestra opinión!