lunes, 14 de noviembre de 2016

Belleza: cuidados de invierno.

En invierno la piel se resiente debido al frío, los cambios de temperatura y la calefacción. Aparecen rojeces, se retrasa el ciclo de renovación celular causando tirantez y, sobre todo, se produce una mayor sequedad. Por eso, hoy hablamos de algunos consejos para proteger la piel del frío y de los tratamientos más adecuados en esta época del año.

La deshidratación es el mayor problema de la piel en invierno, por lo que es muy importante aplicar una crema hidratante a diario. Debemos hacer hincapié en las zonas más expuestas al frío y en codos, rodillas y talones. Por supuesto, es imprescindible hidratar desde dentro y beber unos 2 litros de agua diarios.

Los cambios de temperatura repentinos producen la rotura de vasos sanguíneos, por lo que conviene ducharse con agua tibia. Es mejor no hacerlo más de una vez al día, ya que el agua aumenta la sequedad de la piel.
En invierno también se retrasa el ciclo de renovación celular y se acumulan células muertas, por lo que conviene exfoliar el cuerpo cada diez o quince días para estimular la producción de células y conseguir una piel más radiante.

El rostro sufre especialmente, por lo que debes aplicar hidratante facial de día y de noche, prestando especial atención al contorno de ojos, ya que esta zona tiende a resecarse todavía más.
Crema de manos de Essence (1,89€) - Hidratante facial Vitamina E de The Body Shop (19,00€) - Exfoliante labial Bubblegum de Lush (7,50€) -  Hidratante corporal Creme de Corps de Kiehl's (18,50€) - Contorno de ojos Sensibio de Bioderma (15,95€)
Además, aunque los días sean nublados, la radiación solar sigue afectando al rostro, por lo que hay que protegerlo. Lo más cómodo es utilizar una base de maquillaje o BB cream que incorpore protector solar.

El frío también agrieta los labios en invierno, por lo que conviene llevar siempre con nosotras una hidratante labial. También, del mismo modo que hacemos con la piel del cuerpo, conviene exfoliarlos de vez en cuando para eliminar pellejitos e hidratar posteriormente. Puedes comprar un exfoliante labial o hacer el tuyo propio con azúcar y miel.
Por último, el invierno es la mejor época para ciertos tratamientos de belleza. Estos incluyen el peeling químico, que hidrata y oxigena la piel, pero provoca que la piel sea más sensible al sol, por lo que es mejor realizarlo en esta época; los tratamientos de luz pulsada, que ayudan a mejorar la textura y luminosidad de la piel, pero sus efectos pueden anularse con la luz solar, y por supuesto la depilación láser, ya que debes estar un tiempo sin tomar el sol tras realizarla y, además, si la piel está bronceada puede llegar a provocar quemaduras.

3 comentarios:

  1. Un post genial!
    www.mejorvensolo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. yo noto un montón la piel con la calefacción más irritada. gracias por los consejos!

    un beso guapísima
    www.aprendiendoaquererme.com

    ResponderEliminar
  3. Tienen muy buena pinta esos productos.
    Un beso guapa

    http://www.coco-smile.com/

    ResponderEliminar

¡Gracias por leerme! Para mi el contador de visitas es un mero indicador de gente que tropezó en mi blog por casualidad, pero lo que más me gusta es leer y contestar vuestros comentarios, ¡me interesa mucho vuestra opinión!