viernes, 25 de noviembre de 2016

Los mejores vestuarios de cine del siglo XXI.

Cuando hablamos vestuarios icónicos de película, a menudo nos viene a la cabeza la imagen de Audrey Hepburn en “Desayuno con diamantes”. Sin embargo, la historia reciente del cine también cuenta en su haber con cintas cuyo vestuario se ha convertido en inolvidable en muy poco tiempo. Por eso, hoy repasamos ocho de los mejores vestuarios de película del siglo XXI

Empezamos por una de las más recientes: “La modista. La película trata de una diseñadora de moda de la posguerra que lleva a cabo una venganza en su pueblo natal. La moda juega un papel clave en todo el largometraje, en el que Kate Winslet interpreta a una femme fatale que sabe explotar los encantos de sus clientas y los suyos propios con maestría.
El español Paco Delgado fue el encargado de llevar a cabo el vestuario de “La chica danesa, una labor trascendental en una película que gira en torno al cambio de sexo de su protagonista, que encuentra en la ropa la primera vía para convertirse en quien desea ser.
La gran estafa americana” es toda una joya en materia de vestuario. Ambientada en los años 70, nos presenta a una Amy Adams rebosante de glamour mientras que Jennifer Lawrence ejerce de esposa amantísima con un toque kitsch.
En los Óscar de 2014, “La gran estafa...” se disputó el Óscar a Mejor vestuario contra El gran Gatsby. Finalmente ganaron los looks años 20 con todo lujo de detalle de esta última, en la que Miuccia Prada colaboró diseñando cuarenta estilismos.
La fragilidad de Natalie Portman en Cisne negrose transmitió en gran parte gracias a sus looks en tonos pastel, hasta convertirse en ese cisne fuerte y agresivo cuyo vestido de ballet se ha convertido ya en un icono del cine. En este caso, contaron también con una destaca colaboración: las hermanas Mulleavy, diseñadoras de Rodarte.
Sienna Miller se convirtió en musa de Andy Warhol para la película Factory girl en 2006. En ella, vivimos la transformación de Eddie Sedgwick a través del vestuario, desde la pobre niña rica de sus inicios hasta convertirse en una estrella rebelde moldeada por Warhol. 
Imprescindible como pocas, Moulin Rouge” nos enamoró a todos no solo gracias a sus números musicales y su increíble escenografía, sino también por el cuidadísimo vestuario de cada uno de sus personajes y extras. Difícil olvidar los looks de Satine que le llevaron a ganar un merecido Óscar a Mejor vestuario.
Cualquier amante de la moda debe haber visto El diablo viste de Prada, no sólo por su contenido –gracias a ella, aprendiste lo que era el azul cerúleo-, sino también por cómo vivimos la transformación de Andy a través de sus looks y la caracterización de Meryl Streep como una auténtica villana de la moda sobre sus tacones de aguja.

Se quedan en el tintero otras películas como “Chicago”, “Anna Karenina”, “Cenicienta” o “Memorias de una geisha”, pero con estos ocho vestuarios de película tenemos ya material para una buena ingesta de cine y moda. Si os falta alguna por ver, ¡no la dejéis pasar!

2 comentarios:

  1. No me olvidaré del speech que le hace Meryl Streep a Anne Hathaway en El diablo viste de Prada respecto al color del jersey con el que sale en la foto. Muy buena selección de películas! Me encanta ver este tipo de listas porque soy una cinéfila empedernida :) Un saludo guapa!

    Steal4Style.com

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!
    Un post súper original!
    Un besazo guapa

    http://www.coco-smile.com/

    ResponderEliminar

¡Gracias por leerme! Para mi el contador de visitas es un mero indicador de gente que tropezó en mi blog por casualidad, pero lo que más me gusta es leer y contestar vuestros comentarios, ¡me interesa mucho vuestra opinión!